El Equipo de psicología clínica y psicoterapia de Psicohuma, en continuo crecimiento e implementando aquellas medidas que se han mostrado útiles para garantizar un servicio efectivo a las personas consultantes, tiene en funcionamiento un efectivo programa de evaluación continua de resultados en psicología clínica y psicoterapia. Para tal fin, se nutre de una serie de pruebas psicométricas de relevancia en el ámbito clínico y abaladas por la comunidad científica, que evalúan periódicamente aspectos claves relacionados con la sintomatología y el bienestar personal y/o familiar a lo largo del tratamiento psicológico o proceso de terapia. Entre ellas destaca la escala MACI.

Este inventario fue diseñado por Theodore Millon en el año 1993. Se trata de un instrumento dirigido a la población adolescente de entre 13 y 19 años. Esta prueba ha sido adaptada al español y emplea un lenguaje y contenido apropiados para los adolescentes, abordando temas que comúnmente son de su interés y preocupación. Está diseñado para valorar rasgos o prototipos de personalidad, preocupaciones psicológicas y síndromes clínicos. Consta de 160 ítems con doble opción de respuesta (verdadero/falso) y se aplica de forma individual, generalmente.

Cuando hablamos de prototipos de personalidad nos referimos a los estilos relacionales mostrados, esto es, a cómo el adolescente interacciona con el medio y en qué medida este estilo resulta adaptativo. Hablamos aquí de dimensiones como la introversión, el pesimismo, el egocentrismo…

Al hablar de preocupaciones expresadas, tratamos de evaluar en qué medida a un/una adolescente le preocupan ciertos temas. Por ejemplo, si siente desagrado por su cuerpo, incomodidad respecto al sexo, si presenta problemas en el ámbito social/familiar…

Finalmente, los síndromes clínicos se encuentran relacionados con los prototipos de personalidad, esto es: determinados estilos relacionales en interacción con el entorno pueden dar como resultado ciertos síndromes clínicos transitorios, como puede ser el abuso de sustancias, predisposición a la delincuencia, sentimientos de ansiedad, afecto depresivo…

Las escalas incluidas en esta prueba están basadas en amplias teorías comprehensivas, lo cual aumenta considerablemente su utilidad clínica. Los estudios han demostrado un alto grado de discriminación entre las dimensiones evaluados por parte de esta prueba, lo que aumenta su eficacia, así como elevados niveles de fiabilidad en los resultados alcanzados.

La inclusión de este inventario en los protocolos del Centro de Psicología Clínica Psicohuma favorece la identificación de las dificultades psicológicas y problemas personales en el adolescente, y evaluar la evolución clínica, lo cual facilita a los profesionales alcanzar una comprensión mayor del caso individual que permita orientar la intervención hacia la actuación sobre comportamientos menos adaptativos, y la potenciación de sus puntos fuertes.

En definitiva, contamos con un instrumento de gran utilidad y relevancia en la práctica clínica, ya que ayuda al profesional a conocer mejor al paciente y al paciente a conocerse mejor a sí mismo.

 

Millon Adolescent Clinical Inventory (MACI)
¿Quieres compartir este post?Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *